Premios y reconocimientos

Los premios y reconocimientos, de por sí, poca importancia tienen. De hecho, en su vertiente más negativa podemos citar al periodista deportivo José María García y su frase “el halago debilita”.

Dormirse en los laureles es uno de los peligros que puede tener el reconocimiento cuando pensamos que ya hemos alcanzado el éxito y que no tendremos que esforzarnos, ya que con el buen nombre podremos mantenernos.

Sin embargo, en el caso de Molde Azul, los premios sirvieron para espolear e incentivar el esfuerzo, lo que llevó a recibir a diversos reconocimientos entre los que destacan el certificado ISO 9001:2015 y el Premio a la exportación de la Cámara de Comercio de Castellón, entre muchos otros.

La certificación ISO 9001

El primer reconocimiento llegó en forma de certificado de calidad. La ISO 9001 fue certificada en 2006 asegurando la calidad en los procesos de la empresa.

Este certificado es una norma de sistemas de gestión de la calidad. Se trata de un referente mundial reconocido internacionalmente que se centra en los procesos productivos y en la satisfacción de los clientes.

Se aplica a todo tipo de sectores y otorga muchísimas ventajas. La mejora en la reputación y la garantía de satisfacción de los clientes son una ventaja competitiva sólida.

Premio a la exportación de la Cámara de Comercio de Castellón

Alrededor de 2008, Molde Azul implementó dos planes estratégicos, llamados Brandex y Pipe para poder comenzar su internacionalización y exportar sus productos más allá de las fronteras españolas y europeas.

Estos planes estratégicos fueron un éxito rotundo. La empresa comenzó a exportar a distintos países de todo el mundo y a acudir a ferias internacionales de reconocido prestigio.

El crecimiento en su facturación proveniente del mercado internacional  y número de países que se iban sumando a la lista, provocó que en 2014, la Cámara de comercio de Castellón premiara a Molde Azul con el Premio a la exportación, uno de los reconocimientos más importantes de la provincia.

Premios en otros campos

Además de la exportación, los patrocinios deportivos han conseguido llevar muchos trofeos y premios a las vitrinas de la empresa en disciplinas tan dispares como el fútbol sala profesional, el minifutbol, el pádel, el balonmano, la gimnasia, etcétera.

En contraste con la expansión de la compañía, han seguido apostando los deportes locales. Su foco principal ha sido Onda y Vila Real, lo cual es llamativo si tenemos en cuenta que cada año tienen presencia en más paises.

El apoyo que desde 2002 ha dado a equipos y eventos deportivos locales, le trajo el premio a la mejor empresa promotora del deporte en Vila Real del Servei municipal d’esports.

 

Ya sea en el campo social o en el terrenos corporativo, Molde Azul ha estado siempre implicada y, a pesar de ser reconocida en ambos, no ha cesado ni su actividad ni su empeño en seguir creciendo.