Una historia para recordar. Un futuro por conquistar.

En 1998, un grupo de trabajadores del sector cerámico decidieron unirse para crear una empresa de moldes. Contrataron a dos empleados y alquilaron una nave en la carretera Vila-Real – Onda para comenzar su actividad. Un año después, en 1999, Molde Azul comenzaba su actividad.

Apenas unos años más tarde, en 2002, se compra un terreno cercano a Onda y comienza a construirse una nueva nave. Una vez terminada la construcción se realiza la mudanza en 2003 y comienza la actividad. Además, se empieza a adquirir maquinaria que aporta más calidad y precisión como el caso del centro de mecanizado Okuma.

De los 2 empleados que comenzaron, en esta nueva nave se alcanzan los 30. Claro ejemplo del crecimiento que estaba teniendo.

Durante los años siguientes, se empezaron a implementar mejoras técnicas notables, como la goma líquida de poliéster, que culminaron en el año 2006 con la obtención del certificado ISO. Ese mismo año, se adquiere otra nave de 1700 m2 para ser utilizada a modo de almacén.

Durante ese año, se comienza la historia de los patrocinios deportivos a entidades locales creando el I Torneo Molde Azul de fútbol sala.

Este crecimiento, a todos los niveles, promovió que en 2008 Molde Azul implementara Plan Estratégico de Internacionalización con el que la empresa movía ficha para poder fortalecer la exportación.

2009 continuó la inercia de los anteriores. Se apostó por integrar un departamento de diseño con el que se conseguía el objetivo de ofrecer un sistema integral a sus clientes.

Además, se adquirió una de las naves anexas de 400m2, y se realizó un rebranding de la marca Molde Azul.

Se cambió el logo, más moderno, y se añadió el claim Shaping ceramics. De esta manera se actualizaba la imagen y se reforzaba el carácter internacional que la empresa había hecho suyo desde el año anterior.

Durante esta fase se acentuaría su apuesta por el deporte local, colaborando con un equipo femenino de Fútbol Sala, con la Volvo Ocean Race y continuando con el Tornero Molde Azul de Fútbol Sala que cumpliría su sexta edición.

Tras una época asentando las nuevas bases, en 2012 se visita por primera vez la Feria de Tecnargilla, en Rimini, Italia. Esta exposición cambiaría la estrategia industrial y conseguiría que se convirtieran en especialista en grandes formatos durante los años posteriores.

Durante 2012 y 2013 seguirían apostando fuertemente por los patrocinios deportivos. Dos nuevas ediciones del Torneo de Fútbol Sala, el II Maratón de Spinning contra el cáncer y el Vila-Sport Fútbol Sala de Vila-Real son solo algunas de las actividades durante esta época.

El año 2014 sería uno de los que más cambios traería a la fábrica de Molde Azul. Por un lado, se adquiere una máquina Cortaza de 800 toneladas y de 2200×1500 con la que se consigue implementar con éxito la política de grandes formatos. Por otro, se adquiere una nueva máquina de corte por hilo para poder fabricar cuchillas más largas.

Esta nueva maquinaria, sumado a que la cifra de empleados alcanza ya los 40 trabajadores son la guinda a un trabajo realizado durante años. Un trabajo que es reconocido con el Premio a la exportación de la Cámara de Comercio de Castellón.

Nuevos socios internacionales y un crecimiento imparable tanto en el mercado local como el internacional da unos resultados extraordinarios. En 2017, ya son más de 50 los empleados de Molde Azul y es ese año cuando se convierte en una Gran Empresa por volumen de negocio.

Con una exportación que ya aporta el 15% de la facturación y una plantilla que alcanza los 55 trabajadores, la empresa adquiere ya en 2018 nuevas instalaciones con 4000m2 de terreno como centro logístico y 2174m2 construidos para fines administrativos y oficinas.

Además, sería el año en el que más se volcarían con la esponsorización de actividades y equipos deportivos. A los equipos de Fútbol Sala, se le añaden los éxitos del equipo de Mini Fútbol, Giro Molde Azul, y el galardón a la mejor compañía promotora del deporte en Vila-real durante 2017.

2019 es el 20 aniversario de Molde Azul. 20 años de crecimiento, de mirar siempre hacia delante y mantener los principios y filosofía que hizo de una nave alquilada y 2 empledos una Gran Empresa en tan solo dos décadas.